La semana pasada estuve en Amsterdam con mis compañeros Gurus y decidimos probar algo nuevo para informaros al detalle como de costumbre. Muchos de vosotros seguro que ya habéis visitado esta gran ciudad asi que seguro que coincidimos en que hay que variar un poquito y salir de los coffe shops, por eso decidí participar en este “tour culinario” para descubrir los tesoros que ofrece Amsterdam.

Hungry Birds Food Tour

He descubierto la empresa Hungry Birds que realiza tours de comida, se trata de un concepto creado de la idea de dos chicas muy entusiastas Esther – Hanna y Zosia que se conocieron de viaje por Indonesia y que rápidamente coincidieron en su pasión común por la comida. Una vez de vuelta a casa decidieron poner en práctica su ingeniosa idea de crear la empresa Hungry Birds y enseñar a los turistas la verdadera gastronomía que ofrece Amsterdam y lo corroboro, conocer la ciudad llevadas de su mano es ¡simplemente delicioso!

hungrybirds chicas
Esther (izq) y Zosia (dcha) Hungry Birds es nº1 de actividades recomendadas en Tripadvisor en Amsterdam

Las delicias de la gastronomía holandesa

Esther nos dio la bienvenida en Albert Cuypmarkt y así empezamos el tour con su gran sonrisa y una botella de agua de regalo para cada uno. Eramos un grupo de 8 personas ni grande ni pequeño y todos teníamos una gran espectación por lo que probaríamos, había muy buena conexión entre todos asi que con todos los sentidos muy abiertos sobre todo el del gusto, comenzamos a introducirnos en las delicias de la gastronomía holandesa.

Nuestra guía de Hungry Birds Esther nos contó que la cocina holandesa tiene una gran influencia de Indonesia ya que estuvo duramente colonizada, de ahí proviene la gran fusión de la cocina de este pequeño gran país. Comenzamos picando unas delicias en un pequeño supermercado indonesio llamado Toko Ramee que sobrevive desde hace más de 20 años y te aviso desde ya las empanadas que probamos es uno de mis platos favoritos durante el tour, asi que ¡un gran comienzo!

Seguidamente nos preparó un gran contraste, FEBO la cadena de comida para llevar establecida en todo el país desde los años 50 que sigue el concepto de comida rápida a través de las máquinas expendedoras. Introduces tu moneda y  voilà se abre la puertecita y coges tu comida, así de fácil. Ofrecen una gran variedad de croquetas pero lo especial de esta cadena es la elaboración diaria con productos orgánicos y fresquísimos según nos explicó una de herederas (como ves en la foto). Coincidirás conmigo que para una gran cadena de productos precocinados es todo un reto el servirlos frescos, pues lo consiguen y te lo aseguro.

FIBO amsterdam

La siguiente parada pasamos a probar, ahora algo más saludable, el riquísimo Yoghurt Barn un local que me recordó a los cafés neoyorquinos con un estilo muy hipster y con una gran variedad de yogures deliciosos. Esther nos dio a probar el Hang-Op (yogurt holandes hecho de forma tradicional) a  los que les puedes añadir de aderezos como nueces, pipas, frambuesas, chocolate … estaban deliciosos, por cierto ¿te he dicho ya que debes asistir al tour con el estómago vació? 

yogurt amsterdam

Sólo a unos pasos en la acera de enfrente Esther nos llevó a United Pancakes, una preciosa tienda regentada por dos hermanas que venden deliciosos Pancakes hechos a mano rociados con un sirope de caramelo casero de invención propia. Nos dieron a probar variaciones de pancakes diferentees con miel, azúcar en polvo y mi favorita con el sirope casero, del cual no me revelaron la genial receta estrella de la casa. Pero si te gusta tanto como a mi no te preocupes, al ser tienda también lo comercializan junto con otros productos típicos holandeses para que los disfrutes en casa.

pan cake amsterdam

Otro par de pasos y llegamos a una diminuta pero abarrotada tienda internacional de comestibles llamada Tjin´s , productos de todo el mundo rellenan sus estanterías y olores a diferentes especias, pescado, carne y comestibles la impregnan. Probamos un bocata especialidad brasileño, algo picante pero delicioso, a base de verduras y carne picada mechada, muy sabroso. Por cierto si aún no has hecho tus compras es una muy buena ocasión para llevarte a casa productos muy exóticos.

amsterdam tjins

Seguidamente llegó la hora de la experiencia más típica holandesa el Heering & Kipperling Esther nos dió a probar en el enorme Albert Cuyp Market, un mercadillo al aire libre que está abierto todos los días excepto los domingos. Olor a pescado, quesos, flores y demás productos comestibles que engordan solo con mirarlos y nos paramos en un puesto de pescado fresco acondicionado con mesas y bancos a probar este, el plato holandés estrella. La regenta del puestecillo nos sirvió el delicioso Heering para picar pero yo definitivamente me quedo con el Kipperling pescado fresco rebozado y frito con diferentes salsas a probar, ¡muy sabroso!

pescado amsterdam

Otra parada fue en el mercadillo Albert Cuyp Market donde Esther nos llevó a saludar a un amigo que vende las famosas Stroopwafels, el propietario de este puesto que en sólo dos años  ha conseguido hacerse un hueco importante en este gran mercadillo, nos dio a probar la típica waffel-galleta hechas a mano con caramelo o sirope de arce realmente deliciosas, ¡no te vayas de Holanda sin haberlas probado!

mercado callejero amsterdam
Albert Cuyp Market

Como te puedes imaginar en este momento del tour gastronómico estábamos más que llenos, todos coincidíamos en esa sensación de borrachera de comida cuando se te concentra toda la sangre en el estómago al hacer una digestión pesada, pero teníamos que aguantar al broche final. No podíamos finalizar por supuesto ¡sin probar el queso! Esther nos llevó a la mejor tienda de quesos de Amsterdam a probar 8 delicias acompañadas de un vaso de vino tinto. Sólo te puedo decir que terminé comprando para llevarme a casa un queso de trufas ¡deliciosa la explosión de sabores! 

tienda queso amsterdam

Y llegamos al final del tour, embriagados de probar delicias del mundo y holandesas, con la barriga inflada a punto de explotar pero todos extremadamente satisfechos de este descubrimiento Hungry Birds y sus food tour en Amsterdam, algo tristes al despedir a Esther que fué realmente encantadora y muy competenete.

Ahora algunos consejos prácticos sobre el tour: En conjunto le doy 10 puntos porque fue realmente bueno y una forma muy original de conocer a gente. Si te gusta viajar sólo apúntate a un “food tour” de Hungry Birds y harás nuevos amigos muy fácilmente, más aún si te apasiona la comida. Si viajas en un grupo de unas 8 personas también es recomendable lo ¡pasaréis genial! o si preferís bajar las calorías directamente después podéis reservar un tour en bici por Amsterdam. Muy importante, debes comenzar con el estomago vació y la duración es de 3-4 horas para el tour completo, el precio es de 59€ por persona y te aseguro que merece la pena realmente, equivaldría a un menú de 3 platos en un buen restaurante.

Y por último me gustaría mencionar lo que hace el food tour realmente especial, además de Esther nuestra guía, es la gente, los dueños de los comercios que cuentan su historia en un inglés impecable y con un gran entusiasmo, el origen de su idea y el camino hasta tener éxito, siempre con dificultades pero a día de hoy establecidos en la ciudad. Lo que finalmente nos une a todos es la pasión por la buena comida y compartirla en muy buena compañía :)  

Ofertas de viajes a Amsterdam