Todo el mundo ha visto imágenes increíbles de los impresionantes paisajes y abrumadoras maravillas naturales del país noruego tanto en postales o en la televisión como en las redes sociales o en alguna revista. No importa dónde la hayas visto porque todas estas imágenes tienen algo en común: ¡Son increíbles! Fiordos infinitos se combinan con impresionantes montañas y bosques, hogar de alces, osos y glotones. Un viaje diferente a un glaciar, un tour en rafting en un río en medio de la naturaleza o un agradable paseo entre huertos de manzanos en el sur del país- ¡todo esto y mucho más te espera en Noruega!

Sólo hay un inconveniente: para descubrir todas las maravillas de Noruega necesitas disponer de una gran cantidad de tiempo, que la mayoría de nosotros no tenemos. Para mostrarte la mejor manera de aprovechar el tiempo y de visitar Noruega voy a intentar explicarte la mejor manera de sacarle el mayor partido a tu aventura en Noruega. En mi viaje a Noruega utilicé los dos itinerarios más populares: por un lado, viaje en tren desde Oslo hasta la ciudad de Bergen, y, después de una estancia corta pero intensa, me dirigí de nuevo aOslo para alquilar un coche y así aventurarme a lo lago de los fiordos y cascadas milenarias.

Deslumbrantes paisajes de Noruega

trolltunga_

Tren con destino Bergen: zona sur de Noruega

¿Quieres ver todo lo posible en el menor tiempo posible? Aquí tienes la solución: ¡tren con destino a Bergen! Si reservas tu billete de tren con la suficiente antelación puedes conseguir el precio más económico: 35€ por trayecto. Es un precio increíble teniendo en cuenta los precios inflados de Noruega y que el viaje tiene una duración de seis horas y media. Si quieres viajar en primera clase tendrás que desembolsar unas cuantas de coronas noruegas más, pero a cambio tendrás un asiento más cómodo, más espacio para tus piernas, y té o café ilimitado gratis. En tren dispones de Wifi gratis (como en casi todas partes de Noruega) y si viajas con niños, no te preocupes, porque estarán ocupados en un vagón lleno de juguetes y entretenimiento durante todo el viaje. Si sigues caminando encontrarás el vagón restaurante que se parece a los típico bares Americanos que vemos en la películas con sus asientos rojos.

 

El viaje en tren a Bergen con salida desde Oslo llega hasta la meseta más alta de Europa, el Hardangervigga. La estación Finse se encuentra a 1222 metros sobre el nivel del mar, e incluso en julio vas a poder encontrar nieve. En el recorrido hasta la meseta, el tren serpentea a través de un hermosas naturaleza, recorriendo fiordos, pintorescas y coloridas casas de madera, y bosques y prados donde pastan y galopan caballos. Un lugar, en especial, que llamo mi atención, fue la estación de esquí de Geilo. chozas de madera, pistas de esquí y lagos con belleza sin igual. Después de una larga subida hasta hasta la estación de tren de Finse, el tren comienza su viaje de vuelta descendiendo lentamente por la meseta de nuevo. Tras varias horas acogedoras con unas vistas panorámicas fantásticas del paisaje noruego llegamos finalmente a Bergen.

El viaje en tren a Bergen es el comienzo perfecto para un viaje de Noruega, que te da una primera impresión de lo diverso, variado e impresionante que es el paisaje. Ahora que Noruega te tiene bajo su hechizo, ¡es hora de adentrarte en la naturaleza!

Noruega con coche de alquiler

Después de un día de turismo en Bergen, es el momento de poner en marcha- ¡la naturaleza nos espera! Recoge tu coche de alquiler en el aeropuerto de Bergen no va a ser un problema. La Oficina de Sixt justo en la entrada, con el aparcamiento a tan sólo unos cientros de metros de distancia. En cuestión de minutos estarás preparado para comenzar tu viaje. El nuevo VW Golf que elegí es perfecto para una aventura en noruega -pequeño y ágil, ideal para deambular por las estrechas carreteras de montaña y con la potencia necesaria para acelerar a lo largo de la autopista en los tramos más largos del viaje (manteniendo siempre el límite de velocidad, por su puesto), gran comodidad el el interior, artilugios y artefactos de última generación que son muy útiles en nuestro viaje, como por ejemplo: la transmisión automática o el sistema de control de crucero. Puedes relajarte durante dos o tres horas en los tramos más largos de tu viaje y disfrutar del paisaje desde la ventana.

Mi plan es pasar algún tiempo conduciendo por el sur de Bergen y ver lo que puedo descubrir. Antes de esto, me he decidido a hacer un pequeño desvío hacia Eidfjord y Vøringfossen, una de las cascadas más grandes de Noruega.

Artikelbild_Lofoten_Norwegen

Después de esto voy a estar regresar hacia Odda, la ciudad más cercana a la Trolltunga, probablemente el  promontorio más famoso del mundo. ( Foto obligatoria en tu roadtrip en Noruega) Después el viaje se continúa hacia Preikestolen o al Púlpito – un lugar imperdible que ha estado en mi lista de cosas qué hacer antes de morir. Así que una vez tachado de mi lista, me dirijo en coche al sur y ver con lo que me encuentro. Me he hecho a la idea de viaja a lo largo de la costa hacia Kristiansand y pasar unos días de relax junto al mar. Después de seis días y 1300 kilometros me dispongo a coger mi vuelo de vuelta a casa.

Route Bergen Oslo
Route: Bergen – Eidfjord – Børve – Odda – Jørpeland – Høllen – Oslo

Consejos sobre conducir en Noruega

Conducir en Noruega es muy relajado, con nadie tocando la pita cada segundo, sin tráfico, sin atascos y todo el mundo respetando el límite de velocidad. ¡Cuidado! Si sobrepasas el límite de velocidad, aunque sólo sean 6 u 8 km te pondrán una multa de alrededor de 90€.

Muchas carreteras en Noruega operan con un sistema de peaje: pero todos los coches de alquiler de Sixt tienen un chip instalado que  se registra automáticamente en el peaje, por lo que si quieres puedes pagarlos todos al final de tu viaje. Llenar el tanque de la gasolina puede resultar un poco chocante ya que el precio de la gasolina es desorbitado, por ejemplo: mi coche económico llegaba a los 850 kilómetros con el tanque de combustible.

A lo largo de los fiordos las carreteras serpentean abrazando las laderas de las montañas y la imponente magnificencia de los Fiordos en el horizonte, el orgullo de los noruegos. Algunos lugares tienes enormes puentes que cruzan ríos y valles, pero muchos se cruzan utilizando transbordadores que transportan los coches, al igual que a los peatones. Estos cuestan un pequeña suma de dinero, pero merecen la pena, aunque sólo sea por las vistas

 

 

Impresionantes paisajes

El viaje es la recompensa: En Noruega, existe el mismo tipo de actitud hacia los roadtrips que en los Estados Unidos. A menudo te encontrarás algo espectacular junto al camino que merece un poco de descanso, y tal vez una foto o dos. En Noruega, si algo espectacular es de verdad espectacular – con seguridad te vas a tropezar con una maravilla natural en el camino. En la ruta de Odda a Jørpeland, por ejemplo, existe la Låtefossen, una cascada de dos niveles, que se descubre sólo de pasada. Hay un pequeño aparcamiento y una cabaña donde se pueden comprar recuerdos. El agua corre por la montaña, haciendo tal estruendo que difícilmente se puede escucharse hablar. ¡Impresionante!

Quería ser flexible por lo que sólo había reservado alojamiento para las dos primeras noches de mi viaje, quería ir en la búsqueda de un lugar que despertara mi imaginación y me inspirara para quedarme un par de día a lo largo de mi ruta. Los hoteles espontánea y las reservas en Airbnb no son un problema en Noruega – incluso reservando con un día de antelación a la llegada todavía tienes la posibilidad de alquilar una pequeña cabaña junto al mar.

El increíble Trolltunga

Mi primera excursión es la impresionante caminata a Trolltunga, un marcado afloramiento rocoso cerca de Odda, cuyo nombre significa “la lengüeta del duende”. La subida tienes una duración de tres a cuatro horas, por lo que puede ser un poco difícil para aquellos de nosotros que no estamos acostumbrados a la actividad física. Incluso en junio aún puedes admirar, así que prepara tu maleta a conciencia con suficiente agua, provisiones y un equipo de senderismo decente.

La caminata se lleva a cabo a lo largo de páramos, rocas, prados y junto al agua – la marca en forma de T en color rojo pintada en rocas y árboles es lo que te indicará que sigues el camino correcto. Una vez que llegues a la cima merecerá la pena todo el esfuerzo: ¡ las vistas son extraordinarias!. Trolltunga es uno de los acantilados más  hermosos en el mundo, y, al igual que el Púlpito, una oportunidad para sacar una de esas fotos para llenar el álbum de los mejores momentos de tu vida.

trolltunga_

La subida al Preikestolen

En Noruega, la magnitud de las maravillas naturales no se puede describir y puede que te sientas pequeño e insignificante. Esto es exactamente lo que nos viene a la mente cuando uno se para en uno de las más impresionantes acantilados, y miras hacia abajo en el Lysefjord. Muy por debajo de ti, hay unos 600 metros, barcos surcan las aguas lentamente por el agua azul profundo, y alrededor del acantilado otros excursionistas miran con asombro la escena que se presenta ante ti.

La ruta de acceso al Preikestolen, que se traduce como “La Roca del Púlpito” es un tanto engorrosa, y en mi ascenso se complico un poco la cosa cuando me asaltaron  nubes y lluvia cada pocos minutos. La subida no fue fácil por la niebla, la persistente nieve y el empinado camino, pero hacer esta ruta es una de las cosas que hay que hacer una vez en la vida. A medida que subes por el sendero, te  lleva a lo largo de los páramos, por escalones de piedra tallados a mano y pequeños lagos. Una vez en la parte superior el sol aparece por arte de magia y rompe a través de las nubes iluminando el Púlpito y el fiordo. ¡Una escena que se quedará grabada en mi memoria para el resto de mi vida!

 

Hardangerfjord, recién salido de un cuento de hadas

Mi recorrido me lleva a lo largo del Fiordo de Hardanger rumbo a Ullensvang. Hay un montón de AirBnBs que dan directamente al fiordo, ofreciendo impresionantes lugares para pasar la noche. Desde la ventana de la sala de mi AirBnB tengo una vista perfecta de las aguas azules del fiordo de Hardanger. Las cimas de las montañas todavía tienen su capa de nieve, y las cascadas burbujean envalentonadas por el agua producida por el deshielo. Abajo en el valle los manzanos empiezan a florecer.

 

Tomando el sol en la Costa Sur

Cuanto más al sur del país me lleva mi viaje, las cimas de las montañas comienzan a tener menos nieve. Los bosques son densos con frondosos abedules verdes, y las playas de la costa sur de Noruega. Yo alquilé una pequeña cabaña junto a la playa para disfrutar de unos días de la relajación junto al mar des pues de todo el senderismo en los Fiordos. El tiempo parece trasladarse a un ritmo más suave y puedes ver a muchos lugareños practicando vela. ¡Supongo que son vikingos de corazón! Con una temperatura de 23º y un sol radiante, el día está genial para sentarte en la playa, poner los pies en alto y disfrutar de la vida. Tras dos días de descanso en la costa bajo el sol radiante, el camino sigue de vuelta hacia Oslo. Ahora es tiempo para reflexionar sobre los hermosos lugares que he visitado, enamorado de los magníficos de paisajes que están grabados en mi memoria para el resto de mi vida.

 

La combinación de los viajes en tren y alquiler de coches es simplemente perfecto. El viaje inicial en tren te da una primera impresión maravillosa del campo, comenzando el viaje relajado disfrutando del paisaje. La única desventaja es que, aunque se puede salir, obviamente sólo puedes hacerlo en una estación de tren en la que sólo tiene unos minutos para mirar alrededor, antes de volver al tren

Pero la mejor parte del viaje fue cuando alquilé un coche para moverte con total liberta, para admirar la belleza de los paisajes y llegar a lugares inusuales y que sorprenden. Noruega ofrece maravillas naturales de un belleza para morirse: ¿A qué esperas? ¡Alquila un coche, sal y disfruta!

¡Noruega volveremos a vernos!

Consigue aquí tu coche de alquiler