A los residentes de Rio les gusta llamar la ciudad “cidade maravilhosa”. En mi artículo de Rio de Janeiro te sorprendrás por lo bien que le los cariocas han escogido el nombre, aunque sea verdad que la ciudad está repleta de contrastes, probablemente más que en ningún otro lugar en el mundo.

Rio de Janeiro es realmente una ciudad extraordinaria. Mientras que la parte del morro montañoso de Pan de Azúcar representa las riquezas de la ciudad y los locales de distritos como Ipanema les gusta presumir de lo que tienen, altísimos rascacielos desaparecen a medida que te vas alejando del centro en dirección a los suburbios. Las favelas empiezan a abundar, representando una tercera parte de la ciudad y estando ubicadas en zonas en las que la tasa de paro es extremadamente alta.

Pero cuando pensamos en Rio de Janeiro es cierto que nos viene a la cabeza la imagen del mítico carnaval, bailarines de escuelas de samba moviendo sus caderas vistiendo ropas de lo más extravagantes y desfilando por la rúa que desfila ¡durante 12 horas! Playas kilométricas cuyas blancas arenas desapareces con el turquesa de las aguas, cuerpos morenos, Caipirinhas y bailar durante la noche bajo la montaña de Pan de Azucar, y contemplando unas vistas privilegiadas de Cristo Redentor, el icono de la ciudad. Todo esto y mucho más convierten esta ciudad en un destino de obligado visitar. ¿Te lo vas a perder?

Rio lo tiene todo y nada a la vez – al menos esto es lo que se oye entre las calles de la legendaria ciudad. Un lugar en el que es posible mirar desde grandes ventanales de lujosísimos hoteles y estar contemplando el sufrimiento y la pobreza de las favelas, y a la vez preciosas playas. Exactamente este contraste es lo que convierte a Rio de Janeiro en una ciudad llena de encanto.

Fiery festival dancers

¡Rio de Janeiro vale la pena!

Rio de Janeiro es una ciudad de superlativos. Muchísima gente cree que es la capital de Brasil debido a su tamaño y su renombre, pero en realidad no es así. En 1960 Rio tuvo que ceder el título a la moderna ciudad de Brasilia, pero Rio sigue siendo la imagen de Brasil, y cada vez que se menciona, directamente se piensan en vacaciones, ¿verdad? La ciudad ofrece un sinfín de experiencias a los visitantes, tantas, que sería difícil escribir sobre todas ellas en este artículo. Sin embargo, he intentado escoger las que más describen la esencia de la ciudad y también te propongo algunos consejos para que disfrutes mucho más de tus vacaciones.

Cristo Redentor | Pan de Azúcar | Escalera de Selarón | Catedral Metropolitana

Jardines Botánicos | Las mejores playas | Delicias culinarias | Fútbol en Rio

Arpoador penisula between Ipanema and Copacabana Beach

Cristo Redentor – El símbolo de la montaña de Pan de Azúcar

Una de las primeras cosas que aparece en tu cabeza una vez piensas en Rio de Janeiro es, obviamente, la enorme estatua de Cristo. Cristo Redentor se encuentra en lo más alto de la montaña de Corcovado, mirando en dirección a la montaña de Pan de Azucar y contemplando la totalidad de la ciudad. ¡Tu también podrás hacerlo si decides visitarlo! Puedes optar por llegar hasta lo más alto con el funicular, o puedes auto imponerte el reto de llegar hasta lo más alto a pie. Definitivamente la caminada valdrá la pena, y de este modo, podrás disfrutar de una preciosa caminata entre los senderos rodeados de vegetación. ¡Te recomiendo que lo hagas durante bien entrada la mañana!

Claramente una vez en lo más alto disfrutarás de unas vistas privilegiadas de la ciudad, y si eres afortunado, podrás incluso contemplar los animales que habitan allí, ¡a lo mejor se te cruzan durante la caminata! La construcción de la estatua comenzó en 1922 para el 100 aniversario de la independencia de Brasil con Portugal, y se terminó 9 años más tarde. También hay una iglesia en la base de la estatua, y es una experiencia extraordinaria la de visitar un lugar espiritual en tan altas alturas con el bullicio de la ciudad a tus pies. Aunque todos los que se encuentran en Rio visitan la estatua y suele estar bastante abarrotada, igualmente, ¡no te la puedes perder!

Aerial view of Christ, Sugarloaf,  Rio de Janeiro, Brazil
Foto: istock.com/dolphinphoto

Pão de Açúcar – La montaña de Pan de Azúcar

La montaña de Pan de Azúcar es también conocida como la estatua del Cristo Redentor, y normalmente se le atribuye el apodo de la atracción más emblemática de Rio. La roca de granito de 394 metros de altura ofrece unas vistas de lo más únicas a los 360º de Rio de Janeiro. Desde aquí puedes contemplar el sol reflejado a los numerosos rascacielos de cristal, y las olas rompiendo en la costa. Puedes llegar hasta arriba de la montaña de Pan de Azúcar en teleférico, y el viaje hasta arriba incluso ofrece también vistas panorámicas dignas de ver. Mi consejo es que os quedéis hasta el anochecer, cuando la ciudad se ve sorprendida por una acogedora luz creando una atmósfera de lo más especial difícil de olvidar. ¡La belleza de la ciudad está presente incluso de noche!

Dato curioso: El origen del nombre de Pan de Azúcar es controvertido. Aunque la forma de la roca podría explicar parte del origen del nombre, mucho más se esconde detrás de este nombre. La leyenda cuenta que los indígenas que habitaban en Rio, los conocidos como  Tupi, llamaron la roca “Pandasuka” y cuando los portugueses llegaron, la palabra les sonaba como  “Pão de Açúcar”, así que decidieron adoptar este nombre.

La niebla es también un aspecto que está siempre presente en la estatua del Cristo Redentor y en la montaña de Pan de Azúcar, y es algo que deberías tener en cuenta. Si la niebla es muy densa, las vistas de la ciudad y las zonas vecinas se verán bastante deficitarias. Pero si hay un poco de niebla, entonces las vistas son extremadamente sorprendentes. Definitivamente tienes que controlar el tiempo una vez estés planeando una excursión hasta allí arriba.

Escadaria Selarón – Los escalones más coloridos del mundo

Estoy seguro que ya tienes presente la escadaria Selarón, aunque aún no hayas visitado Rio. Numerosas veces escenario de videoclips, como en la canción de Beautiful de Snoop Dogg y Pharell o Walk On de U2. También han sido usadas en anuncios, como en el de Coca Cola o Kellogg’s. Las coloridas escaleras están llenas de detalles y fueron obra de el artista chileno Jorge Selarón, que empezó a trabajar en la obra en 1990 a modo de dedicación a su ciudad favorita, aunque nunca las terminó, ya que se dice que se suicidó en 2.013. Azulejos perfectamente decorados en los que abunda el color y el detallismo, la cerámica y cristales rotos, están escampados a lo largo de los 220 escalones, convirtiendo el lugar en una verdadera obra de arte.

Incluso durante su creación los escalones se volvieron cada vez más emblemáticos y más visitados por turistas que animados apreciaban la belleza  del lugar. Una vez de vuelta a casa, numerosos turistas envían azulejos al artista a fin de formar parte de esta obra. Hoy en día puedes encontrar azulejos que provienen de todas partes del mundo, convirtiendo la obra de Selarón en toda una obra internacional. Los escalones se encuentran en el medio de la ciudad, conectando el distrito del artista, el conocido Santa Teresa (¡digno de visitar!) con el distrito de Lapa. Aunque la zona no sea muy segura durante la noche, los escalones y los distritos son de lo más seguros durante el día.

Selaron stairway in Rio de Janeiro, Brazil
Foto: istock.com/filipefrazao

En cuanto al creador chileno que he mencionado con anterioridad, se cree que se suicidó en los mismos escalones porque se encontraba en situación de refugiado político en su propio país. Se dice que tubo que abandonar su mujer embarazada y escapar hasta que lo cogieron. Si miras los escalones con detenimiento, verán que una figura de una mujer embarazada está presente en varios de los escalones. Es comentado que el artista pintó a su mujer diariamente para estar en paz por el pasado vivido. ¡Rio de Janeiro está llena de misterio!

Catedral Metropolitana – Entre el arte y la cultura

¡Seguramente nunca has visto catedral de tales características como esta! En el centro de la ciudad se encuentra ubicada la Catedral Metropolitana con su peculiar estilo. Mientras algunos la describen como obra pirámide futurística, otros se decantan por llamarla volcán de cemento. Realmente es difícil encontrar las mejores palabras para describirla. Incluso cuando estás frente a ella, las características no son del todo marcadas. ¡Lo que tienes que hacer es ir a visitarla por dentro! Lo tienes que hacer sí o sí, ¡porque vale muchísimo la pena! Entrar a la Catedral es muy impresionante, primeramente te encuentras rodeado de oscuridad, pero luego empiezan a aparecer detalles por todos lados. Coloridos cristales en las ventanas superiores conforman una estampa bellísima.

Calling from above
Foto: istock.com/LucVi

Encontrarás una gigantesca cruz que atrae todas las miradas de los visitantes. Cada una de las 4 ventanas cuenta con un color diferente, y el diseño del edificio hace que cada visitante considere el significado de la religión de una manera completamente nueva y moderna. ¡Es impresionante! A bajo podrás visitar un museo de arte con reliquias religiosas también muy digno de visitar.

Jardim Botânico – El Brasil más florido

Si estás buscando un refugio en esta bulliciosa ciudad, te sugiero que optes por visitar los Jardines Botánicos que se encuentran en el corazón de Rio.  Nombrado reserva de la biosfera por parte de la UNESO, los jardines no son solamente un parque, sino también una institución de investigación de alto nivel de importancia científica. Puedes descubrir un sinfín de cosas aquí, como enormes árboles que fueron plantados en el año 1808, numerosos invernaderos, orquídeas y jardines llenos de rosas.

El lago es un lugar muy destacado desde el cual puedes admirar la vegetación acuática. En las 140 hectáreas del parque, más de 65.000 especies de plantas distintas se encuentran allí, muchas de ellas en peligro de extinción. A parte del lujoso restaurante, también hay un zoo y una biblioteca llena de reliquias históricas, artísticas y arqueológicas para admirar.  Si tienes suerte, podrás incluso encontrar algunos animales como tucanes o monos.

Las playas más bonitas de Rio de Janeiro

Si visitas Rio probablemente visitarás alguna de las más emblemáticas playas de Ipanema y Copacabana. Pasarse por las playas de Rio es un must-do durante unas vacaciones a la ciudad, claramente, pero es algo que deberías evitar hacer de noche, porque lo que podría ser una caminata de lo más romántica podría convertirse en un final de lo más desagradable. Durante el día pero, no hay mejor lugar desde el cual ver el ánima de Rio.

Sunset in Ipanema Beach – Rio de Janeiro

A 4km de Praia Copacabana es una de las playas más largas de todas las secciones de Rio y a parte de ser solamente una playa, cuenta con el paseo Avenida Atlântica, un lugar perfecto para recorrer tranquilamente. La playa, es también conocida como “Princesinha do Mar” o “Little Sea Princess”, fue increíblemente popular durante los años 1930 y 1950, cuando se reconocía el barrio por ser el más bohemio de la ciudad, y Copacabana era conocida por ser el lugar de glamour, lujo, esplendor y riqueza. Hoy en día Ipanema ha robado la reputación y la gente prefiere presumir en Praia, donde el agua suele ser un poco más calmada. En todos sitios encontrarás lugares de ensueño donde disfrutar una bebida de coco. No hay nada mejor que sentarse en la arena de la playa mientras se degusta una bebida de coco y contemplar el entorno. Durante el anochecer, las playas de Rio ofrecen preciosas vistas. ¡No pueden ser mejores!

Delicias culinarias de Rio de Janeiro

La comida en Rio está influenciada por sabores internacionales. En ves de tener un tipo concreto de cuisine, los restaurantes ofrecen una gran variedad de sabores de todo el mundo. Es verdad que hay una gran cantidad de restaurantes portugueses, así como africanos, de Tupi, la tribu indígena. Obviamente hay influencia europea de los inmigrantes provenientes de Italia y Francia, así como de los Americanos. ¡Un montón para descubrir! Sin duda aquí hay lugar para todos los gustos. El plato más típico de Brasil y de Rio es el Feijoadam, el cual puedes encontrar en cualquier esquina de Miércoles a Sábados, los llamados días de Feijoadam days.

Favela

Todo el mundo conoce “Girl from Ipanema” ¿verdad? Según cuenta la historia, la popular canción fue compuesta en el año 1962 en el restaurante con su mismo nombre en Rio de Janeiro. En aquel entonces, Ipanema era aún conocida como el barrio de los artistas alternativos, reputación que ya no existe hoy. Sin embargo el restaurante Garota de Ipanema Restaurant sigue siendo popular. Instrumentos musicales, temas antiguos, y artículos de diarios cuelgan de todos lados de las paredes, y encima ¡la comida está genial! Es un poco más caro, pero puedes disfrutar de una cena perfecta en un ambiente acogedor y las pequeñas parrillas en tu mesa harán de la velada algo muy especial.

Auténtica atmósfera en el escenario de Rio

Incluso la vida nocturna en Rio está llena de diversidad y movimiento entre los diversos bares, clubes y música a lo largo de la avenida de la costa. Déjate llevar por el ritmo de la ciudad, y mientras sigas las reglas de seguridad, podrás pasar noches difíciles de olvidar aquí. El bullicio se encuentra en el centro de la ciudad, y es algo que no puedes perderte para poder disfrutar de la verdadera esencia local. Encontrarás restaurantes, bares y clubes con bandas de salsa, y están presentes varias atmósferas festivas. Y lo mejor de todo es que el lugar es aún el sitio favorito de los locales para salir, y hay pocos turistas. Sugerencia, si te gusta la cerveza, no puedes dejar escapar la llamada “Chopes” ¡buenísima!

Cocktail with Rio de Janeiro, Brazil beach background

Fútbol en Rio – ¡Es una religión!

En Brasil el fútbol es como una religión. Siendo el deporte nacional, se encuentra en todas partes hasta en los suburbios donde la aglomeración se reúne para practicar el deporte y animarse los unos con los otros.  Los estadios están siempre llenos de fanáticos que animados animan a su equipo favorito. En Rio es particularmente divertido porque solamente hay 4 equipos y cada año, en el torneo de la ciudad los brasileros están de lo más animados y eufóricos. Cada grupo demográfico de la ciudad tiene asignado un equipo al cual seguir, desde los más pobres de las favelas hasta los ricos del sur.

Brazilian People Playing Football Soccer Rio de Janeiro Beach

El estadio local de  Estádio do Maracanã fue terminado en 1950 y es absolutamente legendario por su capacidad, ¡hasta 200.000 personas cabían allí dentro! Después de varias modernizaciones, ahora tiene capacidad para 76,000 fans, pero la atmósfera sigue intacta.

Rio de Janeiro es realmente y verdaderamente una “ciudad maravillosa”  “wonderful city.” Llena de vida pero a la vez confusión y superlativos, ricos y pobres compartiendo espacios por toda la ciudad. Espero haber podido introducirte Rio y ya estés planeando en visitarla en algún momento. ¡Ahora solamente te falta planear el viaje!

w2m0001p002_Rio_Football_Maracana

Planea tus vacaciones a Rio de Janeiro