Si hay un lugar en el mundo que se caracterice por su extravagancia y grandeza, tiene que ser Dubái. Con sus rascacielos que alcanzan el cielo despejado, hoteles de lujo que derrochan glamour, los Emirates Árabes son un mundo en ellos mismos. Uno de los hoteles más increíbles de Dubái es el Burj al Arab, que cada vez capta la atención a más turistas. Desde mayo los huéspedes pueden relajarse en su espectacular terraza y disfrutar de las vistas panorámicas. Te voy a mostrar todo lo que te espera en esta impresionante terraza…

burj-dubai-707x387

La apertura de la terraza del Durj Al Arab

El Hotel Burj Al Arab, con su arquitectura única que le hace parecer un barco, es uno de los edificios más fascinantes del mundo. Este impactante edificio se alza hasta 231 metros de altura y es el cuatro edificio más alto del mundo, por lo que ofrece unas vistas alucinantes del mar. Si te puedes permitir una suite en este lujoso hotel, entonces ten por seguro de que te va a ofrecer todo lo que desees y mucho más. El Burj Al Arab tiene 9 restaurantes, una amplia área de spa con vistas al golfo arábigo e incluso una playa privada.  Y por si eso no fuera poco, ahora hay una nueva tracción en la lista, que atraerá a más turistas que nunca. Desde el mes de mayo los huéspedes se pueden relajar en esta exclusiva terraza con vistas espectaculares. En los 10,000m²  de superficie puedes encontrar dos piscinas, un bar junto a las piscinas y un restaurante.

Photo: Jumeirah Group

Pero no sólo la terraza es espectacular, sino también su proceso de construcción. La cubierta no fue construida en el mismo sitio para no molestar a los huéspedes. Las 5,000 tonas de terraza, hecha de madera y  acero, fueron importadas de Finlandia en barco, y finalmente fueron elevadas con la ayuda de una grúa y la instalación de 90 postes de acero.  ¡Qué trabajo! Pero los resultados son sin duda admirables… Echa un vistazo a las fotografías de la galería y maravíllate con la nueva atracción de Dubái.

A parte de las dos piscinas infinitas y del bar en la piscina, dispone de un restaurante que sirve una fusión de platos californianos, así que no te tienes que preocupar por pasar hambre. La única pega es que tienes que ser un huéspedes para poder disfrutar de la terraza, así que si tienes ganas de disfrutar de un lugar como este y con estas vistas, tendrás que poner unos 1.000€ por noche. No es exactamente una ganga pero, eh, soñar es gratis, ¿no?