Situada en el este de Europa, Bulgaria cuenta con una costa de 400 metros de extensión a lo largo del Mar Negro y ha demostrado ser un país en el que perfectamente confluye la naturaleza y las playas con la historia, la cultura y la tradición.

Se asocia Bulgaria con sol, calor y buenas playas, y realmente esto es lo que encontrarás cuando te encuentres visitando el país. Esto, y obviamente, una infinidad de lugares históricos, monumentos, galerías de arte y puntos de interés cultural. Los lugares más rurales del país también tienen mucho que ofrecer a aquellos visitantes que busquen unas vacaciones más activas. Así que, tanto si estás buscando tumbarte bajo el sol del Mar Negro, ir de fiesta a diario o hacer senderismo ¡Bulgaria es tu destino perfecto! Si quieres disfrutar de unas vacaciones en esta parte del mundo, estate atento a mis consejos y trucos para hacer de este viaje toda una experiencia única e inolvidable.

Bulgaria un destino perfecto

Sofía | Varna | Golden Sands | Sunny Beach

Sofía – una capital de contrastes

Sofia, ubicada en el oeste de Bulgaria, es una de las ciudades más antiguas de toda Europa. Capital del país, Sofía ha demostrado ser una ciudad llena de contrastes y contradicciones, y este hecho es apreciable desde el momento en que se llega a la ciudad, cuando se empiezan a apreciar los numerosos edificios de bloques prefabricados. Numerosos de los edificios históricos cuentan con otras características, y en otros puntos la ciudad se ve teñida de arte callejero y graffiti.

Durante tu escapada a Sofía también tendrás la oportunidad de decidir si quieres comer en algún restaurante de comida rápida o sumergirte en la auténtica gastronomía búlgara. La vida en Bulgaria suele ser bastante barata, excepto si se escoge visitar las elegantes boutiques de lujo y de artículos de diseño. Asimismo, Sofía cuenta con una gran cantidad de parques y zonas verdes que permiten evadirse del barullo y bullicio del centro de la ciudad.

Lugares emblemáticos y puntos de interés en Sofía

Símbolo de Sofía por excelencia, la Catedral Alexander Nevsky cuenta con 53 metros de altura y con unas instalaciones ostentadoras. Con una cabida de 10.000 personas en su interior, la catedral ha demostrado ser el punto más emblemático de la ciudad y un lugar de visita obligatoria. Sin embargo, tampoco debes perderte conocer de primera mano el edificio más antiguo de la ciudad, la Iglesia Sveti Georgi, ni tampoco una visita al Teatro Nacional Ivan Vasov, y lugar en el que empiezan numerosos de los tours turísticos. La calle Tsar Ivan Shishman destaca por estar repleta de arte urbano y graffiti, y es un perfecto lugar en el que relajarse en alguno de los numerosos cafés y bares que se encuentran en su extensión. En el centro de la ciudad se encuentra la iglesia de St. Nedelya, y se encuentra justo enfrente del edificio del Largo. Asimismo, la mezquita más antigua de Europa se encuentra también en el centro de Sofía, y se llama Banya Bashi.

Conocido por ser la principal arteria comercial de Sofía, la calle Vitosha Boulevard se encuentra en el corazón del casco antiguo y alberga numerosas marcas de lujo, así como también tiendas de marcas más económicas. La calle toma este nombre por la montaña Vitosha, la cual se transforma en una pista de esquí durante los meses de invierno, mientras que durante las otras épocas del año sirve como escenario de senderismo o rutas en bicicletas de montaña.

La ciudad cuenta con una gran oferta turística y estoy más que seguro que va a captivar tu corazón. Es una auténtica joya escondida en Europa, y lo mejor de todo es que no hay grandes masificaciones turísticas visitando la ciudad.

Varna – un viaje para descubrir la ciudad portuaria

Varna, la tercera ciudad en términos de población de Bulgaria, se encuentra ubicada en el este del país junto al Mar Negro. Tanto amantes del sol y playa como fanáticos de las escapadas adoran a este enclave. Uno de los edificios más imponentes es la Catedral de la Dormición, símbolo de la ciudad, y cautivadora con sus murales, su impresionante carpintería y su fascinante cúpula dorada. Sin embargo, tampoco deberías perderte visitar alguno de los numerosos museos de Varna, como el Museo Arqueológico en el que se encuentran hallazgos de la antigüedad y la Edad Media. También deberías visitar las Termas Romanas ubicadas en el centro de Verna, así como también el puerto de la ciudad, que resulta ser a la vez el segundo puerto de mayores dimensiones de Bulgaria.

Si te apetece descubrir las afueras de Varna, te recomiendo poner rumbo al Monasterio de Aladzha, tallado en el lado de un acantilado. Además, en el norte, Varna limita con la región de vacaciones de Golden Sands, el siguiente destino de esta guía de viajes.

Golden Sands – un paraíso en el Mar Negro

El término de Golden Sands se refiere tanto a la región como a la playa, y el nombre parece decirlo absolutamente todo: arena fina y dorada. Esta zona se encuentra alrededor de 20 kilómetros al este de Varna en dirección al Mar Negro, y es absolutamente todo un imán para los turistas. Con 3,5 kilómetros de extensión, la playa llega a tener hasta 100 metros de profundidad, y es perfecto para unas vacaciones familiares. El agua siempre está calmada y es perfecta para la práctica de deportes, desde surf, hasta remo, submarinismo y navegación. Si quieres asegurarte encontrar temperaturas cálidas y sol, la mejor época para viajar a Golden Sands es durante los meses de Mayo a Septiembre. Y es precisamente durante los meses de verano cuando se celebran las fiestas más animadas y los eventos más populares que atraen a jóvenes provenientes de todos los puntos del planeta. Asimismo, el paseo marítimo está perfectamente dotado con tiendas en las que adquirir tanto ropa y calzados como comida y souvenirs.

Esta área es también uno de los enclaves más atrayentes de los viajeros más activos que busquen realizar deportes y actividades al aire libre. La zona alrededor de la playa es maravillosamente verde y repleta de pequeños bosques. Definitivamente un lugar perfecto para entrar en contacto con la naturaleza.

Sunny Beach – bienvenido al país con los mayores resorts turísticos

Sunny Beach atrae incluso a más turistas que Golden Sands, y es conocido por ser el resort de mayores dimensiones del país. La playa cuenta con 8 kilómetros de longitud y en muchos puntos cuenta con hasta 150 metros de ancho. Slanchev Bryag, tal y como se conoce en búlgaro, se encuentra en el Mar Negro en la localidad de Nessebar Bay. A 38 kilómetros de Burgas, el resort cuenta con una amplia oferta de entretenimiento, desde actividades deportivas, hasta ir de fiesta a diário o disfrutar  bajo el sol y el potencial de las playas. La playa es perfecta para familias con niños ya que el mar no cuenta con mucha hondura, y gracias a la cercanía de las montañas, las temperaturas son mucho más agradables. Bulgarien Sunny Beach shutterstock_29519029

 

Después de un día en la playa la fiesta empieza en los numerosos bares, discotecas y clubes, y perdura hasta la madrugada. Sin embargo, para los que prefieran más bien descansar, es muy recomendable dirigirse al sur del resort donde se encuentran numerosas playas y dunas de arena. Disfruta caminando junto al mar y descubre algunos de los paisajes naturales más fascinantes de la zona junto con pequeñas colinas.

Y para los interesados en la cultura no hay mejor opción que visitar Nessebar, una ciudad histórica de gran interés patrimonial. Los numerosos edificios medievales de la ciudad son declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y entre ellos se encuentran desde antiguas iglesias, hasta molinos de viento y típicas casas búlgaras de madera. Tanto los museos como las iglesias valen la pena ser visitados, y en cada lugar hay mucho que aprender.

► Vuelos España-Bulgaria ◄

► Alojamiento en Sofía 

► Alojamiento en Sunny Beach – Burgas

► Alojamiento en Golden Sands – Varna