¿Buscando unas vacaciones económicas? Un hostal no es solamente un lugar económico en el que hospedarse, sino que también se convierte en un sitio en el que uno puede llegar a divertirse mucho, y lo tendrás mucho más fácil con estos consejos que te propongo.

Un hostal no es solamente un lugar para mochileros en el que descansar durante unas horas después de un día duro lleno de aventuras. Muchos otros viajeros, especialmente viajeros jóvenes, escogen este tipo de alojamiento porque a parte de los precios económicos son también sitios en los que se facilita la sociabilización entre huéspedes. Te encuentres dónde te encuentres en el mundo, siempre habrá un hostal a rebosar de ansiosos jóvenes viajeros de todos los rincones del planeta. Te presento la selección de consejos para hospedarse en un hostal y sobrevivir en el intento.hostal

¿Existe otro modo de conocer personas y nuevas culturas tan rápido? ¡Probablemente no! Pero esta gran cantidad de personas, con las que también compartes habitación pueden también tener algunos puntos críticos. Para mantenerlos a raya y disfrutar de una vida más fácil, te propongo algunos consejos para sobrevivir a una estancia en un albergue, sin preocupaciones y simplemente relajado.

Consejos para alojarse en hostales

Encuentra y reserva el mejor hostal

Estar bien preparado y hacer una buena búsqueda puede ser la solución a una estancia perfecta en hostal. Antes de reservar tu litera, deberías buscar un poco sobre el hostal. Puedes encontrar ránkings de clasificación en Tripadvisor.es que te permitirán conocer las opiniones personales de los huéspedes. A veces también puedes conseguir información sobre actividades a realizar, o como se organiza el hostal. También tienes que saber tus prioridades y tus gustos a la hora de escoger el hostal. Cada persona tiene sus necesidades individuales y estándards. ¿Es la limpieza muy importante para ti? Entonces debería ser el aspecto al que más importancia des una vez estés leyendo las referencias. ¿Quieres el desayuno incluido? Infórmate online antes de reservar algo que no te convenza.

Consejos para hospedarse en un hostal

¿Habitación privada o compartida?

También deberías saber que cuando duermes con 20 otras personas, puede pasar que desearías haber cogido una habitación privada, potencialmente mucho más tranquila. Escucha a tus necesidades personales, ten presente tus deseos y asegúrate de escoger el hostal que mejor se adapte a ellos. Otro consejo es que reserves solamente una noche de hostal en el caso que sea posible, y así evitar problemas. A veces también puedes reservar una cama en particular, y poder escoger arriba o abajo de la litera. Algunos hostales permiten reservar literas, pero en la mayoría de los casos la regla del primero persiste.Consejos para hospedarse en un hostal

La cocina del hostal – Una bendición y una maldición

Ya sabes lo que es, has estado todo el día visitando sitios, tus pies están doloridos y no tienes fuerzas ni para ir a comprar algo de comer. Aquí es donde los hostales consiguen una ventaja sobre los hoteles: muchos hostales cuentan con cocinas. Mientras los huéspedes de hoteles no tienen más opción que pagar restaurantes, en un hostal tienes la oportunidad de cocinar por ti mismo y ahorrar algo de dinero. Y otro punto a favor es que siempre se suele conocer a alguien en la cocina. Pero es verdad que muchas cocinas de hostales suelen estar bastante poco cuidadas y es difícil de ver alguna superficie brillante. No muy apetecible…

Consejo: etiqueta tu comida

Otro punto negativo de compartir los espacios es que la gente suele pensar que la comida es también comuna. Un marcador permanente te permitirá evitar que extraños cojan tu comida. Siempre pon tu nombre en los envases que dejes en la cocina, así como también la fecha en la que dejarás el hostal. Esto alejará a los posibles ladrones de comida. Una norma que no solamente se aplica en las cocinas de los hostales es dejar la cocina tal y como la encontraste. Esto significa lavar y colocar todos los utensilios en el lugar correspondiente una vez se haya finalizado con su uso. Suena un poco molesto porque lo habrás escuchado millones de veces, sin embargo si todos le hacemos caso, haría una diferencia significativa en el mundo.Consejos para hospedarse en un hostal

Ducharse en un hostal

Ahora que tu estómago ya está satisfecho, ¿te viene de gusto una ducha antes de salir a explorar la vida nocturna del destino? Hay algunos consejos para aligerar un poco la experiencia y hacerla un poco más ligera. Primeramente, no deberías considerar ir a la ducha durante la mañana antes del desayuno, ¡te garantizo que todos tienen la misma idea! Es durante el día que tendrás más posibilidades de encontrar las duchas vacías. Y como se puede esperar, cuando centenares de personas se duchan, no es de esperar que los niveles de limpieza sean muy altos. Llevar unas chanclas es la mejor idea que puedes tener si te alojas en un hostal, ya que te protegerán de infecciones no deseadas.

No olvides una bolsa de plástico

Otro accesorio muy útil es una bolsa de plástico en la que meter la ropa limpia antes de ducharte. En algunos casos el suelo de la ducha está lleno de agua y no hay manera de encontrar ni una esquina sin empapar. ¡Una bolsa de plástico hace maravillas! Siempre deberías traerte tus toallas propias – incluso algunos hostales las tienen disponibles sin coste adicional.Consejos para hospedarse en un hostal

Guarde tus objetos de manera segura

Si ya has reservado tu hostal de ensueño en tu destino de ensueño, entonces hay algunas cosas que deberías recordad de llevarte contigo. El principal problema con los dormitorios grandes es que puede ser un poco preocupante dejar los objetos de valor en la habitación. Una cosa que es definitivamente indispensable es llevar un candado para poder bloquear tu equipaje en caso que el hostal no esté dotado de las mayores medidas de seguridad. La mayoría de los hostales suelen proveer a los huéspedes con candados o taquillas, pero en muchos casos es recomendable llevar un candado propio.

Pequeños trucos para facilitar la estancia

A veces en las habitaciones hay falta de mesitas de noche en las que poner aquellos objetos que prefieres tener a mano durante la noche. En el caso que no encuentres ningún lugar que consideres seguro para poner el móvil, las gafas o un despertador, te sugiero que los pongas en la funda de la almohada para que no caigan durante la noche. También puedes guardar tus objetos de valor, como tu pasaporte o tu dinero, así siempre sabrás donde los tienes, y definitivamente te darás cuenta en el caso que alguien intente quitártelos.Consejos para hospedarse en un hostal

Ten en cuenta a los compañeros

Un aspecto importante a considerar es que cuando te encuentras en una habitación grande, hay muchas posibilidades de que tengas diferentes planes para la noche. Mientras que algunos escogen ir a la cama temprano, otros prefieren disfrutar de la noche por todo lo alto. Normalmente el primer tipo de compañero suele ser el que más tiene en cuenta al resto de huéspedes. Con algunos consejos podrás asegurarte de no ser tú el que moleste en medio de la noche (¡o por la madrugada!). Si entras a la habitación de noche, intenta llevar una mini-linterna contigo, como la misma que lleva el móvil incorporada. Evitarás tener que encender la luz y despertar a todos los compañeros de habitación mientras buscas entre las camas. Otra recomendación es que prepares con antelación todos los objetos que necesitarás una vez vuelvas a la habitación, ponerlos en una bolsa o envueltos en una toalla. Así evitarás estar haciendo ruidos con la maleta, cremalleras, plásticos, etc.Consejos para hospedarse en un hostal

Tráete los accesorios adecuados

Si no te atrae mucho la fiesta y prefieres descansar, equípate con una máscara de dormir, así como con tapones para las orejas. Con una máscara podrás descansar en paz sabiendo que si de repente la habitación se llena de luz no te va a estorbar. Los tapones para las orejas son el objeto número 1 en los hostales, y se convierten en el accesorio esencial. Evitarán que haya sonidos que te molesten, como tu vecino roncando o alguien entrando haciendo demasiados sonido. Puedes echar un vistazo a este artículo que he preparado con 20 cosas necesarias para viajeros.

El sexo en los hostales no es una rareza

Aunque muchos hostales tratan de restringir el sexo en los dormitorios con habitaciones del mismo sexo o con continuas revisiones por parte del personal, el sexo en los hostales no es una rareza. Cuanto más capacidad tiene el dormitorio, mayores son las posibilidades de que alguien lo acabe practicando. Tapones para las orejas pueden ser la solución; muchos hostales cuentan con máquinas expendedoras en las que se pueden encontrar tapones. Por si acaso, ¡siempre ven preparado!hostal8+

¿Cuánta privacidad necesitas?

Todas estas premisas pueden llevar a la pregunta ¿Cuánta privacidad necesito? Si esto es indispensable para ti, entonces te recomendaría reservar una habitación privada. Suelen ser bastante económicas y ofrecen bastantes ventajas para que disfrutes de una estancia sin estorbos. Por otro lado, si has reservado una cama en una habitación compartida, aquí te propongo algunos consejos para conseguir un poco de privacidad. Algunos hostales cuentan con cortinas en las literas que te permitirán disfrutar de un poco de soledad. En el caso que tu litera no tenga cortinas, siempre puedes colgar una toalla en la parte superior ¡y todo arreglado!Consejos para hospedarse en un hostal

Más consejos y sugerencias para facilitarte la vida de hostal

Una toalla grande siempre puede ser útil para utilizar como sábana extra. Algunos hostales no consideran mucho los niveles de limpieza e higiene, así que siempre puede ayudar también llevar consigo un saco de dormir para pasar del apuro.

Otro accesorio esencial es una extensión multi-enchufe, ya que ten presente que puedes llegar a compartir habitación con 20 personas. Una extensión de enchufe te garantizará ser mucho más popular entre los compañeros de habitación. Y por si alguna razón no consigues cargar tu dispositivo, lleva por si acaso un despertador para que no te duermas y pierdas el tren el día siguiente…

Espero que estos consejos te permitan disfrutar de una estancia agradable y fácil en el próximo hostal que elijas. Así que dime, ¿qué historias me puedes contar de tus experiencia con los hostales? ¡Estoy muy intrigado!