Algunos piensan directamente en playas paradisíacas, otros asocian el nombre con la naturaleza más salvaje, y otros lo relacionan con la fauna de Australia. Sin embargo, es una combinación de los 3 factores lo que convierten la tercera isla de mayores dimensiones del país en un paraíso vacacional sin precedentes.

Isla Canguro no podría ser más bonita o animada. Con una superficie de 4.405 kilómetros cuadrados, la isla forma parte del estado de Australia del Sur, y a escasos 211 kilómetros de Adelaide, la isla atrae a innumerables visitantes durante prácticamente todo el año. Sin embargo, Isla Canguro sigue siendo un paraíso virgen. En este artículo mi intención es sumergirte al paraíso natural del sur de Australia y mostrarte así por qué este maravilloso rincón de la Tierra pertenece definitivamente a tu listado de destinos a visitar.

Isla Canguro – un paraíso natural

El viaje | Pura naturaleza | Mundo animal

Parque Nacional Flinders Chase | Actividades | Gastronomía

Llegar a Isla Canguro

La mejor manera de llegar a Isla Canguro es desde Adelaide, capital del Sur de Australia. El vuelo puede llegar a durar unas 24 horas, dependiendo de las conexiones, y una vez estés a tierra tendrías que tomar un vuelo interno con destino Kingscote cuyo coste suele ser de 190€. Una vez hayas llegado a Isla Canguro te recomendaría alquilar un coche y poner inicio a tu aventura australiana. Con un coche tendrás la ocasión de descubrir absolutamente todos los rincones de la isla, cuyas dimensiones son 145 kilómetros de largo y 57 kilómetros de ancho.

Beautiful bay on Kangaroo Island, South Australia

Paisajes que harán vibrar a todos los sentidos

Aunque llegues a la isla por aire, rápidamente podrás decir que Isla Canguro es un auténtico paraíso natural. Paisajes fascinantes, el cielo de azul claro, el brillante mar y la característica florade la isla se aprecian fácilmente desde el avión. ¡Simplemente increíble!

“Acantilados escarpados, cuevas subterráneas, parques nacionales y pintorescas bahías te están esperando a ser exploradas.”

Apenas tendrás paciencia para dejar el avión y empezar a descubrir la espectacular Isla Canguro. Los escarpados acantilados, las cuevas subterráneas, los parques nacionales y las pintorescas bahías te están esperando a ser exploradas.

Contemplando el fascinante mundo animal

Koala on Kangaroo Island

Canguros, wallabies, koalas, echidnas, pelicanos y un sinfín de animales son nativos de la isla y se mueven con toda normalidad por su totalidad. Una mirada a este magnífico mundo animal es suficiente para apreciar el buen trabajo realizado por los parques nacionales y las reservas de animales. Los koalas descansan entre los árboles por encima de los visitantes y tranquilamente se alimentan de hojas de eucalipto mientras los leones marinos disfrutan de la playa Sea Bay. Los canguros son también otro punto culminante, y parece ser que están a gusto entre las instalaciones. ¿Es de extrañar que la mayoría de los visitantes acudan a la isla para conocer de cerca su espectacular mundo animal?

Una excursión al Parque Nacional Flinders Chase 

Entonces, ¿dónde se pueden ver y experimentar todos los animales de Isla Canguro? El mejor lugar para conocer la fauna de la isla es de camino al aeropuerto, concretamente en el Parque Nacional Flinders Chase, ubicado en el extremo oeste de la isla. Siendo una de las atracciones más emblemáticas de la isla, el parque es fácilmente accesible con transporte público, aunque para los más intrépidos también se recomienda caminar a lo largo de la costa, desde Cabo Borda, hasta llegar al parque. Sin embargo pero, cabe mencionar que la caminata tendría una duración de entre 7-9 horas, por lo que se recomendaría pasar una noche de camino. ¡El esfuerzo vale mucho más que la pena! Durante el camino se obtienen preciosas imágenes de la naturaleza australiana y su respectiva vida animal. Por ejemplo, se pueden fácilmente apreciar águilas de cola blanca en busca de presas en el mar, así como también delfines y ballenas nadando.

“Curiosos animales, denos bosques de eucaliptos, desiertos inalterados y playas de ensueño te están dando la bienvenida…”

Una vez hayas llegado al parque nacional encontrarás espesos bosques de eucaliptos, desiertos inalterados, playas de ensueño, impresionantes faros históricos, así como una infinidad de especies animales diferentes. El faro Cape du Couedic, del 1.909, es particularmente digno de visitar ya que desde él se obtiene una panorámica privilegiada del parque. A escasos 30 minutos del Parque Nacional Flinders Chase se encuentran monumentales formaciones rocosas conocidas bajo el nombre de Rocas Notables. Asimismo, tampoco deberías dejar la oportunidad de conocer de primera mano las cuevas subterráneas Kelly Hill, ubicadas en el Parque de Conservación Kelly Helli, a aproximadamente 15 kilómetros del parque nacional. No menos popular es Admirals Arch, un arco de piedra caliza que ha sido creado durante muchos años por el mar salvaje.

Kangaroo Beach iStock_000057957568_Large-2

Actividades en las playas de la isla

¿Quieres seguir conociendo más curiosidades de Isla Canguro y te gusta el mar? Entonces definitivamente te recomendaría realizar un tour de buceo o bucear alrededor de Isla Canguro. Debajo del mar tendrás la ocasión de conocer el espectacular mundo submarino de Australia de primera mano y disfrutar así de paisajes subacuáticos incomparables. Desde Cabo Borda, en el extremo occidental de la isla se pueden explorar hasta 30 naufragios, entre los cuales se encuentran el Fides de finales del siglo XIX y el Loch Vennachar de principios del XX. A los surfistas les encanta dirigirse hasta Stokes Bay en el norte, Vivonne Bay en el sur, y Pennington Bay, en el este de la isla, aunque Isla Canguro cuenta con una infinidad más de playas atractivas. Vivonne Bay, con su blanca arena y sus turquesas aguas es una de las playa de mayor belleza de Australia, mientras que las tranquilas playas del norte, como Stokes Bay o Snellings Beach, son idóneas para nadar y disfrutar de los alrededores.

Para aquellos de vosotros que queráis algo más acogedor, os recomendaría desplazaros hasta algunas de las localidades más pequeñas de la isla, como American River o Emu Bay para ir de pesca. Otras actividades populares incluyen vela, piragüismo y montar a caballo, aunque también puedes disfrutar de un excitante recorrido en bicicleta por la salvaje y escarpada costa.

Gastronomía en Isla Canguro

Photos from the dish of kangaroo steak with vegetables shutterstock_428616577-2

La isla, con aproximadamente 4.100 habitantes, cuenta con algo a ofrecer no solamente en términos de vida salvaje, sino que también en términos culinarios.

Los pequeños bares locales en las localidades de Kingscote y Penneshaw son muy populares en Isla Canguro, y es esta popularidad que los convierte en lugares incluso visitables por los turistas. En Penneshaw existen incluso mercados de agricultores en los que se puede adquirir todo tipo de productos locales, aunque Isla Canguro sea mucho más conocida por la variedad y calidad de sus vinos. Debido al clima templado durante todo el año, varias bodegas se han establecido en la isla desde los años 90, y algunas de ellas cuentan incluso con vinos galardonados. Muchas de las bodegas ofrecen también degustaciones diarias en las que se pueden degustar hasta un total de 18 variedades de vino diferentes.

Debido a que la isla es también hogar de uno de los santuarios de abejas más antiguos de Australia, se rumorea que la isla cuenta con la mejor miel de todo el país. Este sabor proviene de las emblemática abejas de Liguria, provenientes de Italia, y extremadamente protegidas en el país por su rareza y peligro de extinción.

El espectacular sur de Australia

Mi conclusión sobre esta joya australiana: tanto aventureros e intrépidos exploradores encontrarán en Isla Canguro el lugar idílico en el que disfrutar de la Australia más salvaje. Naturaleza, aventura y gastronomía confluyen armoniosamente por Isla Canguro, un lugar que conquista a todo el que la visita.