Breaking news: ¡los aviones son el lugar preferido de los gérmenes! y seguro que un lugar en concreto te ha venido a la mente, los baños de los aviones, ¿verdad? pues no, querido lector/a, probablemente ese sea uno de los sitios más limpios e higiénico de todo el avión. Quédate conmigo que te cuento los lugares más sucios de un avión aunque también te propondré soluciones para decirle adiós a las bacterias.

Los lugares más sucios de un avión

Flugangst Artikelbild

El suelo

Como bien sabrás, los aviones no hacen un único vuelo al día, estudios confirman que suelen tener una jornada de trabajo de unas 10 horas diarias tanto en vuelos de larga como de corta y media distancia por lo que imagina la cantidad de pasajeros que suben y bajan en cosa de un rato.

La regla de “los 5 segundos” tampoco sirve aquí, si se te cae algo al suelo, hazle un enorme favor a tu salud y tíralo a la basura directamente.

Entonces es de entender que no haya tiempo material para sacarle brillo al suelo de los aviones por lo que como principal guruconsejo te diría que: nunca andes descalzo por un avión. Tampoco te recomendaría ir en calcetines, si irremediablemente eres de los viajeros que se quitan los zapatos antes de despegar, intenta llevar contigo algo más cómodo para cambiarte.

Mantas y almohadas

Sobre todo en vuelos de larga distancia, a todos nos encanta ese detalle de la aerolínea cuando antes de despegar las azafatas nos traen una manta o manta + almohada (en el mejor de los casos) aunque viajemos en clase turista ¿verdad? pues bien, piensa que además de a ti esa manta ha sido entregada a unos cuantos viajeros más. Si no vienen dentro de una bolsa sellada ¡no las uses! mantas y almohadas son un foco enorme de bacterias y en muchas ocasiones (y por lo mencionado en el punto anterior) no se lavan entre vuelo y vuelo, los tripulantes de cabina las doblan y ¡a otra cosa mariposa!

Mesas plegables

¡Y aquí lo tienes! Este es el sitio más sucio del avión por increíble que parezca, solo piensa por un momento la de cosas que pueden soportar estas bandejas a lo largo del día, aquí van algunos ejemplos: pañales de bebés (usados), bebidas desramadas, marcas del sudor de las manos, son a menudo también usadas como soporte para dormir por lo que ¡pelos al ataque! y un sin fin de razones por las que nunca deberías dejar tu comida sobre las bandejas del asiento que tienes delante, evita el contacto de los alimentos con las mesas plegables.

Lleva siempre gel desinfectante de manos en tu bolso y no olvides usarlo antes de cada comida.

Entre vuelo y vuelo las limpiadoras no tienen tiempo para desinfectar cada una de las bandejas que tiene un avión, solo se hace al final del día, por lo que toma tus propias medidas higiénicas y te ahorrarás una descomposición de cuerpo en tu destino de vacaciones.

Bolsillo trasero del asiento

¿Cuántas veces has dejado aquí un libro? o ¿cuántas otras has usado este bolsillo para dejar el envoltorio de tu bocadillo? Al igual que tu, muchos otros pasajeros le dan una multitud de usos, especialmente el de basura ¡parece que nos luce! y sí además piensas en lo estrechos que son y lo complicado que es a veces coger los auriculares que se nos han metido en la parte de abajo del bolsillo, entonces te podrás imaginar lo frecuente que son lavados a fondo estos bolsillos. Mi consejo: nunca guardes nada en los bolsillos traseros de los asientos.

Cinturón de seguridad

Obviamente, por razones de seguridad, este es un elemento que debemos tocar antes, durante y al finalizar el vuelo y tampoco se salva de ser uno de los lugares con más bacterias del avión. Razones las hay y muchas, raramente son lavados (me atrevería a decir que nunca) y solo son reemplazados por uno nuevo en casos aislados. Innumerables pasajeros manosean estos cinturones diariamente y además de estar en contacto con las manos, lo están con la ropa (que es aún peor) o directamente con la piel, por lo que para salvarlos en salud, utiliza siempre desinfectante de manos después de haber tocado el cinturón de seguridad. 

Todas las madres de España dicen eso de “donde fueres haz lo que vieres” y es que no puede haber un refrán que lleve más razón, así que siempre echa un ojo a lo que los tripulantes de cabina hagan durante el vuelo, si ellos no andan descalzos y no ponen su comida directamente en las bandejas ¡por algo será! Si tienes algún que otro sitio que añadir a esta lista de los lugares más sucios de un avión, no dudes en dejarme un comentario aquí abajo ¡estaré encantado de añadirlo a mi lista! :)