¿Has reservado un viaje que se suponía que era una tarifa de error y ahora el proveedor quiere más dinero o simplemente ha cancelado el viaje? En este artículo te explico todos tus derechos frente a una tarifa errónea.

¿Alguna vez has oído hablar de tarifas erróneas? Como por ejemplo, 1 noche en hotel con Todo Incluido en Punta Cana por solo 13€, un crucero a Grecia por solo 9€, vuelos a las Bahamas por solo 206€ o a Hawaii por 348€ ida y vuelta y muchas otras más que podrás ver en mi sección de tarifas de error, donde comparto con vosotros las mejores ofertas que encuentro. ¿Cómo funciona? En este artículo te cuento todos tus derechos sobre las tarifas de error, que hacer y que no debes hacer ante una tarifa errónea como por ejemplo: La regla número 1 para los errores de tarifas es no llamar al proveedor para confirmar que el precio es correcto – ya que el proveedor verá el error y lo modificará-.

Errores de tarifas reservar

Tus derechos sobre las tarifas de error

Os cuento un ejemplo de una de mis tarifas de error de la que pudo disfrutar uno de mis lectores. Juan encontró una súper oferta en mi blog de viajes para ir a Maldivas, que como ya sabéis, debéis reservar vosotros mismos accediendo a través de mis enlaces a la web del proveedor donde he encontrado dicha oferta, y así fue como Juan viajó a Maldivas con un acompañante por sólo 2.188€.

“¿Tengo que pagar la diferencia entre los errores de tarifas y el precio correcto?”

El precio fue confirmado por el proveedor del viaje, pero después al darse cuenta del error de tarifa y debido a los altos costes del vuelo era imposible realizar el viaje por ese precio. Juan recibió otro correo electrónico con su confirmación de reserva por 2.822€ pero aún así, el quería saber sus derechos y si debía pagar los 634€ que marcaban la diferencia.

errores de tarifas en vuelos

Aclaración del abogado – la razón del error de tarifa es crucial

Suficiente motivo para consultar directamente a un abogado que pueda aclararme todas estas dudas,  así que así es como la abogada experta en leyes de viajes, Celina Werbinsky, me aclaró lo siguiente:

“El contrato de un viaje funciona sobre una oferta y una base de aceptación, sin embargo que la oferta esté publicada en la web del proveedor no es vinculante por lo que no está sujeta a una obligación. Cuando se recibe la confirmación de la reserva es cuando la agencia acepta la “oferta” hecha por el cliente y en consecuencia, se crea un contrato vinculante basado en las condiciones. Eso significa que en el caso de Juan, el “firmó” un contrato de viaje con el proveedor por 2.188€ tal y como aparecía en la oferta en Internet, este precio debe ser el definitivo ya que el agente de viajes envió la confirmación de la reserva. Pero: En ese instante el proveedor envió otra segunda confirmación de la reserva con un precio de 2.822€, es decir, que esa es la nueva oferta del agente de viajes a Juan, una vez corregido el error previo en la tarifa pero no fue aceptada por Juan.”

Errores de tarifas abogado

Error de cálculo – no es una razón válida para incrementar el precio

“El contrato de viaje original con un precio total de 2.188€, en teoría es un contrato de viaje fijo. Se plantea la cuestión de si el proveedor de viajes tiene derecho a impugnar el contrato de viaje de forma retroactiva a causa de un error, pero el contrato solo se puede impugnar en casos particulares y si es un error justificable.”

“Un contrato de viaje puede ser impugnado en casos particulares y si es un error potencialmente justificable.”

Uno de los errores de tarifas más comunes es el “error explicativo” cuando un viaje tiene un precio falso a causa de un error en el software, el requisito de este es que el error este basado en otro error que corresponde a una promesa o prescripción. Un ejemplo, si el agente de viajes introduce correctamente los precios en el ordenador pero el software que utilizan cambia los precios antes de llegar al receptor (cliente). En el caso de Juan el precio fue correctamente introducido en el ordenador y en los procesos siguientes, pero el proveedor quería impugnar el contrato porque no podría ofrecer el viaje confirmado ya que el precio de los vuelos había incrementado, a esto se le conoce como error de cálculo. Un error de cálculo no da derecho al proveedor del viaje a impugnar el contrato, ya que es el proveedor del viaje el responsable de calcular el precio.

Cómo se debe proceder: 

  1. Asegúrate de guardar todos los mensajes con el proveedor del viaje.
  2. No aceptes nuevas ofertas.
  3. Lee detenidamente los motivos del aumento del precio dados por el proveedor.
  4. Comprueba si se trata de un error.
  5. Consulta toda la información con un abogado, asegúrate que el proveedor del viaje lo sabe.
  6. Sé tenaz, a menudo vale la pena

Atención: Al concluir el contrato, el socio contractual (cliente) debe reconocer que la declaración de la otra parte se basa en un error, debe asumir que su socio contractual (proveedor del viaje) no está dispuesto a llevar el contrato a cabo. Entonces ya se decide si la ley ha sido violada o si la compañía de viajes deberá cumplir ese contrato.

Aquí es donde se encuentra el kit de la cuestión, cuando el precio real del viaje y el publicado no concuerdan las ofertas suelen ser mucho más caras entonces los tribunales han decidido que la diferencia de más de 2.000€ no es razonable.

Conclusión: Mi lector firmó su contrato de viaje por el precio inicial es decir por 2.188€, ese es el contrato que el proveedor de viajes debe respetar – la diferencia de 634€ no deberá ser pagada porque no se ha introducido ningún contrato correspondiente al precio más alto -. El cliente puede hacer mucho más que insistir en la ejecución del contrato.

Errores de tarifas en viajes

Nuestro lector Juan viajó a Maldivas por el precio inicial

Juan tuvo suerte y viajo a las paradisíacas Maldivas por el precio inicial, la posición del cliente durante todo el proceso no es fácil ya que no sabe muy bien cuales son sus derechos pero al final ¡vale la pena! :)

Consejo: Con mi servicio de WhatsApp service, no te perderás nunca los errores de tarifa que encuentro!